“En la web existen páginas que son verdaderas fábricas de trabajos académicos, un negocio cuestionable que se ha vuelto muy lucrativo. Los que más recurren a este servicio son universitarios de Estados Unidos, Reino Unido y Australia, mientras en Kenia se encuentran quienes hacen las tareas por ellos”, denunciaba la bajada de título de un matutino santiaguino, al comentar el negocio de las tesis de grados y ensayos universitarios por el mundo.

Leer +: Edit mayo. De plagio…

338. De plagio por el mundo